Skip to content

Otoplastia

Cirugía de orejas

Es un procedimiento ambulatorio diseñado para reducir el tamaño de las orejas cuando son grandes o para llevarlas más cerca de la cabeza cuando estas se encuentran muy separadas, comúnmente llamadas “Orejas en Pantalla” u “Orejas Paradas”, el nombre técnico que recibe esta cirugía es Otoplastia. En algunos pacientes está afectada solo una oreja o las dos, pero generalmente una más que otra.

Este procedimiento es llevado a cabo con anestesia local, la incapacidad es mínima y la recuperación rápida, es un procedimiento ambulatorio y poco doloroso, se puede realizar desde los 5 años, edad donde el niño tiene casi el 90% del tamaño definitivo de la oreja y aún no ha sufrido ningún tipo de complejo por su aspecto o por las burlas de sus compañeros de clase.

Play Video

Edad mínima

Desde los 5 años

Tiempo de cirugía

Una hora y media

Tiempo de incapacidad

De 5 a 8 días

Tipo de anestesia

Local o general

Técnica quirúrgica

La Otoplastia es un procedimiento quirúrgico diseñado para corregir las deformidades del pabellón auricular, generalmente conocidas como orejas prominentes.

Se puede realizar con anestesia local o general, dependiendo del paciente y la extensión de la cirugía. Se comienza marcando las áreas de incisión y anestesiando la zona para reducir el dolor durante el procedimiento.

Por lo general, se realiza una incisión detrás de la oreja, en la parte posterior del pliegue natural. En algunos casos, pueden ser necesarias incisiones adicionales en la parte frontal de la oreja, aunque se procuran hacer dentro de los pliegues naturales para minimizar las cicatrices visibles.

El cirujano accede al cartílago auricular a través de estas incisiones. Se emplean diferentes técnicas para remodelar el cartílago, como la creación de pliegues, la eliminación de parte del cartílago o la sutura de los tejidos para crear una forma más deseada y natural. Una vez completada la remodelación del cartílago, se procede al cierre de las incisiones con suturas finas y delicadas.

Riesgos

Como cualquier procedimiento quirúrgico, la Otoplastia conlleva ciertos riesgos y posibles complicaciones. Aunque es considerada una cirugía segura, es importante estar informado sobre posibles efectos secundarios y riesgos potenciales:

  • Riesgos Comunes: infección y sangrado excesivo, reacciones a la anestesia, necesidad de revisión.
  • Posibles Complicaciones: asimetría, cicatrización anormal, cambios en la sensibilidad.

Es fundamental discutir estos riesgos y cualquier preocupación que tenga con su cirujano plástico antes de someterte a la Otoplastia. Asegúrese de elegir un profesional experimentado y certificado, seguir las instrucciones postoperatorias al pie de la letra y asistir a todas las citas de seguimiento para maximizar la seguridad y los resultados positivos.

Antes de su cirugía tenga en cuenta:

Antes de someterse a una Otoplastia, es crucial considerar varios aspectos para asegurar una experiencia exitosa y satisfactoria. Aquí tiene algunas pautas importantes a tener en cuenta:

Salud física: asegúrese de estar en buena salud general. Informa al cirujano sobre cualquier condición médica preexistente, alergias, medicamentos que esté tomando y cualquier historial de cirugías anteriores.

Expectativas realistas: entender los resultados: Comprenda cómo se verán sus orejas después de la cirugía y tenga expectativas realistas sobre los resultados. Las expectativas deben alinearse con lo que el cirujano puede lograr.

Comprensión de los riesgos: información sobre riesgos: Entienda los posibles riesgos y complicaciones asociados con la cirugía, así como los cuidados postoperatorios necesarios para minimizar estos riesgos.

Preguntas al cirujano: no dude en hacer preguntas adicionales sobre cualquier preocupación que tenga sobre la cirugía, el proceso de recuperación y los riesgos involucrados. Todas sus dudas debieron quedar resueltas.

Cuidados postoperatorios

El paciente podrá ir a su casa el mismo día, al tercer día el vendaje será removido y reemplazado por un vendaje que se debe utilizar a la hora de dormir, con el fin de evitar que la oreja se doble y que el roce con la almohada genere molestias. Las suturas son retiradas entre el sexto y octavo día. Las actividades normales se pueden reanudar al tercer día, se deben evitar los juegos de contacto durante las primeras cuatro semanas posteriores al procedimiento.

Terapia en casa:

  • Colocar compresas frías durante los primeros tres días.
  • Evitar actividades que demanden esfuerzo físico durante la primera semana de postoperatorio.
  • Colocar compresas tibias después del tercer día de postoperatorio.
  • Mantener el aseo corporal en forma normal, se puede lavar el cabello y el rostro sin ningún inconveniente. Una vez retirado el vendaje se pude lavar la oreja con agua y jabón en forma normal.
  • No exponerse al sol directamente y utilizar protección solar durante los tres primeros meses de postoperatorio. Se recomienda dormir con la cabecera de la cama a 45° durante la primera semana para evitar que uno pueda girarse y lastimar la oreja.

Además, recuerde que es indispensable asistir puntualmente a sus controles posquirúrgicos con el cirujano, tomar sus medicamentos según la prescripción médica y realizarse entre cinco y seis sesiones de cuidado postoperatorio en nuestro centro de estética. 

Casos antes y después

Contáctenos para más información sobre este procedimiento

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Correo electrónico
Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?