Skip to content

Rinoplastia

Cirugía de nariz

La cirugía de nariz es un procedimiento de carácter ambulatorio y es la cirugía facial que se realiza con mayor frecuencia, esto debido a ser el órgano más notorio en el rostro, recordemos que la nariz es vital en la expresión facial. Cuando la nariz presenta la denominada “giba” y/o “punta caída”, envejecen, Por otro lado, aquellas demasiado anchas hacen el rostro menos estilizado.

Esta cirugía se puede llevar a cabo en toda la nariz o solo en la punta, dependiendo de su forma y contexto dentro de la cara, debemos recordar, cada persona es diferente y la meta final siempre será buscar armonía en conjunto con su rostro. 

La cirugía nasal se realiza por varias razones: puede ser solo por insatisfacción estética del paciente, como secuela de un trauma nasal o secuela de una cirugía realizada previamente. En cualquiera de estos casos se tendrá en cuenta que la cirugía abarque tanto lo estético como lo funcional.

En la valoración prequirúrgica se evalúa si hay alteraciones de las estructuras internas, tales como el septum o tabique, los cornetes, etc. para que sean tratados en el mismo tiempo quirúrgico y así no solo embellecer el rostro sino también mejorar la respiración y la función nasal.

Play Video

Edad mínima

Mayores de 16 años

Tiempo de cirugía

2 a 3 horas

Tiempo de incapacidad

4 días

Tipo de anestesia

Local o general

Técnica quirúrgica

Es una cirugía con una duración aproximada de 2 a 3 horas, se realiza con anestesia general, pero en los casos en que solamente se aborda la punta nasal, se utiliza anestesia local más sedación. 

En general el procedimiento se basa en la modificación de las estructuras óseas y cartilaginosas nasales, mediante el corte, aumento o fractura que nos llevan a una modificación de los ángulos y el volumen de la nariz. 

Por regla general, las incisiones se realizan en la zona interna de la nariz, pero en los casos en que hay que disminuir la amplitud de las alas nasales, en secuelas de labio y paladar hendido o en la corrección de traumas faciales causados por accidentes se hace con incisiones externas (rinoplastia abierta) con un excelente resultado en la cicatriz que en la mayoría de los pacientes es absolutamente imperceptible pasados unos meses.

Riesgos

Aunque la gran mayoría de los pacientes no experimentan las siguientes complicaciones, usted puede discutir cada una de ellas con el cirujano plástico para asegurarse qué comprende los riesgos, complicaciones potenciales y consecuencias de la rinoplastia.

La infección después de este tipo de cirugía es muy rara. Si ocurre una infección, puede ser necesario tratamiento adicional incluyendo antibióticos o nuevas cirugías.

Aunque se espera una buena cicatrización después del procedimiento quirúrgico, pueden darse cicatrices anormales tanto en la piel como en los tejidos profundos. En casos raros pueden darse cicatrices anormales. Las cicatrices pueden ser poco estéticas o de color diferente al de la piel circundante. Pueden necesitar tratamientos adicionales incluyendo cirugía para tratar la cicatrización anormal y es claro que no existe ninguna responsabilidad del cirujano en la calidad de la cicatrización.

Antes de su cirugía tenga en cuenta:

  1. Todas sus dudas debieron quedar resueltas.
  2. No puede consumir, 10 días antes de la cirugía, ningún antiinflamatorio, cero ácido acetilsalicílico, nada de omega 3,6 o 9 y finalmente nada de vitamina E. Esto se recomienda por cuestiones de seguridad del paciente. Los medicamentos anteriormente nombrados pueden aumentar el riesgo de sangrado al paciente.
  3. No puede tener índices de gripa.

Cuidados postoperatorios

En la mayoría de los casos se coloca una férula nasal que será retirada unos días después del procedimiento; cuando se colocan tapones se retiran a las 48 horas.

Se presentará una leve inflamación de los pómulos y en algunos casos de los párpados inferiores acompañados por morados que empezarán a desvanecerse a partir del quinto día.

Terapia en casa:

  • Colocar compresas frías durante los primeros tres días.
  • No utilizar gafas durante los primeros cuatro días de postoperatorio.
  • Evitar actividades que demanden esfuerzo físico durante la primera semana de postoperatorio.
  • Colocar compresas tibias después del tercer día de postoperatorio.
  • No exponerse al sol directamente y utilizar protección solar durante los tres primeros meses de postoperatorio.
  • Se recomienda dormir con la cabecera de la cama a 45°.

Además, recuerde que es indispensable asistir puntualmente a sus controles posquirúrgicos con el cirujano, tomar sus medicamentos según la prescripción médica y realizarse entre cinco y seis sesiones de cuidado postoperatorio en nuestro centro de estética.

Casos antes y después

Contáctenos para más información sobre este procedimiento

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Correo electrónico
Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?